Premio al biólogo que descubrió la línea roja de la extinción de las especies

El planeta está viviendo su sexta gran extinción de especies. Pero existe una gran diferencia con las cinco anteriores: la actual la ha causado una de esas especies, el ser humano.

14544341468687

La acción del hombre está poniendo contra las cuerdas a una buena parte de la biodiversidad del planeta. Y para ponerle freno a esta pérdida masiva de especies es preciso conocer cómo está afectando la actividad humana a cada una de las especies. El ecólogo finlandés Ilkka Hanski (Helsinki, 1953) es uno de los pioneros en este campo ya que fue el descubridor del umbral de extinción de una especie en hábitats fragmentados o desquebrajados por la acción humana. O dicho de otro modo, gracias a sus trabajos de campo y a los modelos matemáticos que ha desarrollado los científicos son capaces de saber el grado de fragmentación del hábitat de una especie determinada a partir del cual dicha especie se extinguiría. Algo así como la línea roja a partir de la cual una especie no tiene otro futuro que la extinción.

Por ese motivo, la Fundación BBVA ha otorgado el premio Fronteras del Conocimiento en la categoría de Ecología y Biología de la Conservación a este investigador y catedrático de Zoología de la Universidad de Helsinki (Finlandia). “La pérdida de hábitats y la fragmentación son realmente la principal causa de la crisis de biodiversidad que estamos viviendo en todo el mundo”, ha asegurado Hanski en un comunicado grabado tras ser informado de la concesión del galardón. Sus trabajos han servido para adoptar multitud de acciones concretas de conservación actuales, como el diseño de áreas protegidas, la creación de corredores biológicos o los estudios de impacto ambiental de grandes infraestructuras.

Durante el anuncio del premiado de este año, la presidenta del jurado, Georgina Mace, catedrática de Biodiversidad de University College de Londres, ha destacado que la labor científica de Hanski ha sido “fundamental para la conservación de la biodiversidad en todo en mundo”.

Sus investigaciones se han centrado sobre todo en el estudio de las metapoblaciones, un concepto acuñado a finales de los años 70 pero que el propio Hanski ha desarrollado abriendo un campo nuevo en la Ecología: la biología de metapoblaciones. La aportación clave del pionero finlandés fue determinar cuál es el número, tamaño y conectividad entre poblaciones que es preciso preservar para mantener a una especie ante una degradación y pérdida de su hábitat, algo de vital importancia para elaborar estrategias de conservación de especies amenazadas.

Además, Hanski publicó en 1999 la obra de referencia en la disciplina, Metapopulation Ecology, algo que el propio jurado de los premios ha destacado ya que el galardonado “conjuga como pocos ecólogos la aportación teórica, los trabajos experimentales de campo y el impacto directo en las actuaciones en conservación de la biodiversidad”, según el jurado presidido por Mace.

La propia Fundación BBVA recuerda cómo Hanski empezó a interesarse por la distribución de las poblaciones a finales de los años 70, siendo estudiante de doctorado en la Universidad de Oxford (Reino Unido). La curiosidad le llevó a fijarse entonces en los escarabajos peloteros y en cómo las distintas especies se agrupaban en los excrementos del ganado. Y empezó a usar modelos matemáticos para describir el comportamiento de cada especie y para ayudar a descifrar las variables que intervienen en el éxito o el fracaso de cada grupo.

La biología de metapoblaciones se aplica hoy a numerosas especies, y sus principios conceptuales se han difundido tanto que también son útiles en otras disciplinas. “El concepto de metapoblación ha sido incorporado a muchas áreas diferentes de investigación”, ha explicado Hanski. Algunas muestras son la oncología, por ejemplo para estudiar el comportamiento de las poblaciones de células de un tumor, o la epidemiología, donde el conocimiento sobre el tamaño crítico de una red de metapoblaciones puede ser útil para combatir una epidemia.

Publicado el 4 febrero, 2016 en Ciencia y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: